TERAPIA

SEXUAL

El sexo sigue siendo un tema tabú. Aunque vivamos en una sociedad hipersexualizada donde siempre podemos encontrar referencias sexuales en la televisión o la prensa lo cierto es que no se suelen crear espacios íntimos donde poder hablar del sexo en profundidad. Es por ello que entendemos que las vidas sexuales de la demás personas son muy exitosas. Que el sexo siempre resulta placentero y satisfactorio para todo el mundo y que tienen mucha facilidad para tener relaciones exitosas.

Lo cierto, en cambio, es que un alto porcentaje de la población (prácticamente la totalidad) sufre problemas con su actividad sexual en algún momento de su vida. En muchos casos por una afección meramente psicológica, en otros casos por cuestiones de salud. El estrés, la ansiedad que pueden provocar estos problemas supone un agravante que hace que una situación leve de fácil solución se pueda complicar con el paso del tiempo.

Los problemas afectan a ambos sexos: disfunción eréctil, vaginismo, eyaculación precoz o anorgasmia son algunos de los principales trastornos que pueden afectar nuestra vida sexual y, por ello, el resto de nuestra vida. Además pueden darse también problemas dentro de la relación (la rutina, falta de deseo) sin que haya ninguna afección concreta.

La sexología trata de resolver aquellos problemas con base psicológica que afectan a la vida sexual. Cambiando ciertas conductas, actitudes o pensamientos la mayoría de cuestiones se pueden resolver en períodos de tiempo relativamente cortos.

Si os encontráis con una insatisfacción sexual que se prolonga en el tiempo, quizá sea momento de buscar ayuda profesional.

PIDE INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Rellena el siguiente formulario y me pondré en contacto contigo lo antes posible.

0 + 4 = ?