Las Relaciones Abiertas

relaciones abiertas alvaro saval terapia de pareja en valencia

Todas las relaciones son abiertas, depende el nivel de pejiguería que tengamos con el lenguaje. Pero abiertas al mundo, lo son todas. Solemos hablar de “abierta” en el caso de que se puedan tener relaciones sexuales fuera de esa relación que, presumiblemente, será la principal. Salvando ese detalle y tratando de evitar que todo gire en torno a sexo o “no sexo”, las personas que integran una relación (sea del tipo que sea) siempre van a tener la posibilidad de establecer otras interacciones fuera de esa relación. Las personas somos, por tanto, abiertas a tener varias relaciones, a simultanear y a coexistir dentro de una diversidad relacional más o menos plural.

Nuestras relaciones personales son muy variadas.

Aceptando que esa forma de apertura es lo normal (yo entablo relaciones con diversas personas en diferentes ámbitos) lo que es especial, no natural, diferente o cómo se quiera llamar es cerrar una relación, generar una exclusividad, excluir a otras personas de una relación concreta. Hablamos por tanto de cerrar la relación, no de no abrir. Ya, lo común es al revés. La gente pregunta ¿cómo puedo abrir mi relación? porque se ha conseguido normalizar el hecho de que cerrar, insisto, hacer la acción de cerrar, sea lo que pasa habitualmente. Encontramos situaciones realmente rocambolescas si analizamos con frialdad, lógica o razón los casos que suceden. Dos personas que se conocen en Tinder y “se obligan” a cerrárselo. Dos personas que se están conociendo pero ya no pueden conocer a nadie más. Cosas más curiosas aún como amantes (la tercera) a las que se les exige sólo tener relación con esa persona que tiene otra relación principal. Y todo esto, evidentemente, con una perspectiva de género que no puede obviarse y que convierte, mayoritariamente, a las mujeres en posesiones coartadas de libertad.

Somos seres sociales y, por tanto, abiertos.

Igual el título invitaba a pensar que iba a hacer un análisis de lo que son las relaciones abiertas y cómo se diferencian de otros tipos de relación pero es que yo quiero hacer el planteamiento un poco más osado de que lo que es abierta es la persona en sí misma y por tanto no cabe otra opción de relación que no sea esa. La que no le limita, no le veta, no le impide, no le coarta, no le prohíbe, no le cierra a tener otras relaciones. La presunta apertura no es por tanto un avance, una modernidad o una extravagancia es lo que es, lo que debe ser.

No puede abrirse solamente a voluntad del poderoso. Esto ya daría para otro post…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *